Vidas Zarceñas – un emprendedor

«Soy como soy, y tengo la sangre que tengo, no dejo de meterme en proyectos» – Miguel Herrojo, empresario

Los dos Migueles, padre e hijo, en su entorno favorito , el natural. Esperemos que los genes del emprendimiento afloren pronto.

Este empresario, natural de Berlanga, es buen conocedor del campo, y de sus beneficios y carencias.

En un principio se metió en el proyecto de la piscifactoría de tencas, ya que la zona de la campiña sur cuenta con temperatura propicia y acuíferos altos aptos para su cría.

Con lo que no contaba era con que la Junta de Extremadura le hiciera una «competencia desleal» al copar todo el mercado con la producción de su piscifactoría privada.

Anima a los oyentes a este tipo de explotación a pesar de ser una actividad muy delicada. Al ganado estabulado se le controla muy bien, pero cuando tienes a toda tu producción bajo el agua hay que mimarlo más. Sin embargo, es una empresa apasionante para los amantes de la naturaleza, tal y como son él y su hijo Miguel.

Ahora anda maquinando un nuevo proyecto, que es el de los higos secos. Y aunque no le llena como el primero, lo hace porque siente una emoción innata por meterse en nuevos proyectos.