Fondo

-Hola, soy Gaby bueno, Gabriela, pero me podéis llamar Gaby. Me acabo de mudar aquí y me gustaria conoceros a todos

-Muy bien, Gabriela, por favor, siéntate en la segunda fila al lado de Jaime -dijo la profesora

-¿Quién es Jaime -pregunto Gaby

-Yo soy Jaime y este es tu asiento -dice Jaime mientras señala un asiento vacío a su lado

-Gracias, Jaime. Gaby se sienta

-Hoy vamos a hablar de Mesopotamia, Mesopotamia es una…
Gaby sale a escondidas de la clase y…

-¡Aaaaah! qué susto me has dado, Jaime, estaba haciendo algo importante decía Gaby mientras se tapaba la marca del infinito en su mano izquierda
Ángeles Crespo Herrera 1 º ESO F

-¿Qué es eso tan importante que estabas haciendo? pregunta Jaime

-Algo que no te incumbe dice Gaby tapando aún más la marca de infinito.

-Bueno, vale pero como no entres a clase la profesora se va a dar cuenta de tu ausencia dice Jaime entrando sigilosamente a clase

-Ya voy le responde Gaby siguiéndole para entrar
Al acabar las clases Jaime invita a Gaby a su casa y ella acepta. Al rato Jaime y Gaby bajaron a un parque donde no solía haber mucha gente y estaba cerca de la casa de Jaime

-Bueno creo que ya es hora de que me digas que es lo que estabas haciendo fuera de clases ¿no? preguntó Jaime
Vale, pero si te lo cuento no puedes decir nada ¿ok? dijo Gaby y Jaime afirmó con la cabeza
Lucía Serrano Ruiz 1 º ESO E

-Sinceramente no sé ni yo que es, me apareció el otro día en la mano izquierda
-A simple vista parece un tatuaje, pero ahí está la gracia, no lo es -dijo Gaby

-Jajajajaja claro y qué se supone qué hace. Doy por hecho que tendrá algún “poder mágico” ¿no?. ¿ Y cómo te salió si no es un tatuaje? le respondió Jaime, sin creerse nada

-Es en serio, eh, me salió por la noche, me desperté con un extraño dolor en la mano y desprendía mucha luz, cuando cesó todo la marca ya estaba ahí. Y por raro que parezca, sí, he descubierto que significa el infinito, en este caso, el tiempo. Con la mano izquierda puedo controlar el tiempo de las cosas -dijo Gaby, completamente seria
Jaime la miró medio riendo

-Con que esas tenemos pues toma una demostración dijo Gaby mientras levantaba la mano izquierda hacia una caja de metal que había en el cuarto de Jaime. En cuestión de segundos el metal empezó a cambiar desarrolló óxido se fue quedando mate un par de segundos no solo volvió al anterior estado sino que quedó con un brillo más marcado

-Ahí tienes dijo Gaby con una sonrisa en los labios también funciona con seres vivos
Alfonso Jesús de la Calle Herrero 3 º ESO G

Jaime se quedó por un momento en shock pensando, mientras Gaby le miraba esperando respuesta. Después de ver la reacción de Jaime ante sus poderes se tapó la marca y decidió irse pero antes de que Gaby pudiese tocar el pomo de la puerta, Jaime la agarró y dijo con fuerza

-¡¡Espera Gaby!!, no te vayas. Es que estaba pensando en la marca que tienes en la mano, y creo que sé dónde la he visto antes
Gaby, mientras se queda asombrada por lo que le dice su amigo, se acerca a él con interés

-Me acuerdo que cuando era pequeño, jugaba con mi abuelo a hacer pócimas y hechizos. Y recuerdo que él tenía un libro de «hechizos» con el mismo símbolo que tienes en la mano -dice Jaime con tono misterioso

-¿Crees que tiene alguna relación? dice Gaby impactada

No lo sé pero podemos empezar buscando el libro, creo que está en el desván

-Desde que murió mi abuelo no se han sacado las cosas de allí

-Joo, lo siento, seguro que lo querías mucho

-Si, pero ¿sabes qué es lo peor?

-Dime

-Que cada vez me quedan menos recuerdos de él dice Jaime soltando una lágrima por su ojo izquierdo. En ese momento Gaby se lanzó a abrazarlo
Elena Viguera Martínez 2 º ESO G

Después de abrazarlo, Gaby se siguió interesando sobre el libro de hechizos de su abuelo, y le insistió en darle un vistazo.

-Vale, vamos a verlo, pero vas a hacer lo que yo te diga.

Juntos fueron hacía aquel desván en casa de Jaime, Gaby estaba asustada porque era muy oscuro y le daba un poco de miedo

-Jaime, aquí no habrá nada a lo que debamos temer, ¿no?

-¡Qué va, Gaby! Te puede dar un poco de miedo porque se lleva muchos años sin entrar aquí, pero lo único que te puedes encontrar es alguna telaraña
Jaime llevó a Gaby hasta el baúl que contenía aquel libro, y allí estaba, el libro de pócimas y hechizos de su abuelo. Estuvieron revisando un rato, y encontraron allí aquel símbolo, el que estaba en la mano de Gaby

-Gaby, aquí pone que el símbolo que tienes en la mano tiene un gran poder, y que si aprendes a utilizarlo puedes mandar por encima de todo el mundo
Gaby se quedó impresionada con lo que dijo Jaime, y después de unos segundos pasmada dijo:
David Pereira Blanco 4 º ESO C

-¡Venga ya!
Después de que esas palabras salieran de su boca, se lanzó como un león a leer lo que realmente ponía en aquel viejo libro
Tras unos minutos releyendo de arriba abajo el párrafo que hablaba del símbolo que Gaby tenía, decidió sin dar explicaciones a nadie abandonar la habitación que compartía con Jaime, e ir a buscar más información sobre su marca
-¿A dónde vas? -dijo Jaime un poco asustado
Con un tono un tanto misterioso respondió Gaby:

-A descubrir más sobre mi pasado y esta marca
Gaby tenía mucha curiosidad por saber más sobre todo lo que rodeaba a esa marca, para ello, se llenó de valor y fue a buscar a su madre que había encontrado trabajo en la conservera del pueblo. De camino, se formuló todo tipo de preguntas. ¿Tendrá algo que ver con la desaparición de mi padre?, ¿Estará mi madre ocultando mi pasado?. Cuando llegó allí, sin pensarlo dos veces preguntó sin titubeos

-¿ Qué me ocultas?

-Pensé que no te darías cuenta tan joven, ahora es momento de darte las respuestas que buscas -dijo la madre de Gaby

– Tu padre es uno de los «elegidos» igual que lo fue su padre, al igual que lo eres tú. Te preguntarás qué son esos «elegidos». Hija mía, son un grupo de personas que llevan controlando el mundo en las sombras desde la época de los romanos, el primero de todos ellos fue Agustous Remaen un legionario romano que mientras luchaba en las Guerras Púnicas tuvo un hijo con un hechicera pagana ligada a la marca que tú portas. Y de ahí tu descendencia, todos tenéis un gran poder para controlar a las masas y para realizar acciones milagrosas, pero este poder te puede corromper y fue lo que corrompió a tu padre
Gaby, asustada después de escuchar esta historia decidió irse a casa a descansar. Al día siguiente en el salón la estaba esperando su madre junto a un hombre muy mayor y con una vestimenta un tanto extraña

-Este es tu abuelo, jefe de la hermandad de los elegidos -dijo su madre

-Hola, hija mia ya es hora de que te conviertas en una mujer y que aprendas a dominar tu fuerza -dijo su abuelo
Jaime Reyes Rubio 4 º ESO H

Episodio anterior