Emisora de radio educativa del IES Valle de Ambroz, Hervás

Cambio de etapa y llegada al Instituto: un reto

Cuando los niños y las niñas terminan la “Escuela” y comienzan el “Instituto”, afrontan un nuevo reto, que junto con los que les acompañan de manos de la psicología o la biología, hacen que sea una época muy significativa de cambios y emociones. Además, en nuestro centro, se encuentran con la añadidura de confluir alumnado de diversos pueblos circundantes que van a convivir durante los cursos sucesivos.

Los cambios antes citados, se realizan en dos instituciones distintas, con culturas organizativas diferentes y con una actitud diversa ante lo curricular. El fenómeno del traspaso educativo ocurre entre cualquier etapa del sistema educativo, sea o no obligatoria, con similares problemáticas e idénticas estrategias: información, orientación, coordinación y acogida . Los niños y niñas de un centro escolar en el que han compartido nueve años de su vida, tres como alumno de educación infantil y seis como alumno de educación primaria, con el mismo grupo de docentes, los mismos compañeros, las mismas instalaciones, las mismas normas de convivencia, un mismo horario o el mismo camino de llegada y salida del colegio, ahora, se incorporan a un nuevo centro que tiene una cultura educativa distinta: nueva plantilla de docentes, nuevos compañeros, nuevas instalaciones, nuevo horario o currículo más extenso entre otras cosas. En definitiva, nueva organización escolar. La mayoría lo afronta con curiosidad e ilusión y algunos incluso con cierto recelo a lo desconocido ( “va a ser muy difícil, piensa alguno”).

La etapa de la enseñanza secundaria deja ver también una mayor libertad de movimientos, ya que el Instituto otorga más responsabilidad e independencia. Este hecho, coincide además con una nueva etapa en su evolución: la adolescencia, que implica una búsqueda de identidad, la exigencia de una mayor independencia y nuevos intereses.

Con todo esto, dos alumnos de 1º de ESO C, Jesús y Nicolás han querido relatarnos su experiencia y dar un mensaje de normalidad a los futuros alumnos y alumnas.

Muchas gracias a los dos por su participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *