«Siembra un beso» (Día de los Derechos del Niño)

La felicidad se encuentra a la altura de un beso cosechado y compartido. A veces ocurre que un acto de bondad se multiplica, contagiando de entusiasmo a todo el mundo.

Los peques de 5 años relatan con pocas palabras la sencilla historia de una niña que tiene la idea de plantar un beso bajo tierra. Esto hace que de la tierra salga un vapor mágico, el cual quiere compartir con sus amigos cuando lo recolecta.

Sin embargo, sus amigos rechazan su oferta y la dejan sola. Ella no se da por vencida y se dedica a esparcir los polvos mágicos flotantes por doquier.

No importa que los demás desdeñen nuestras obras, tarde o temprano éstas tendrán un impacto trascendente en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *